Laicismo y feminismo, algunas ideas para desafiarnos

ALGUNAS IDEAS PARA DESAFIARNOS

Miriam Suárez Vargas

Marzo 2020

Desde hace muchos años, después de conocer y luchar con otras militancias, me declaré feminista, entendí el feminismo, como esa relación entre el pensamiento político y la acción en contra de los sistemas de dominación y opresión, y, de eso, las mujeres de Santa Cruz y el mundo, tenemos mucho que revelar, después de la invisibilización y negación que las religiones y el Estado colonial impusieron sobre las mujeres.

En este sentido, hablar de un Estado Laico, más allá de la separación de las iglesias del Estado, es para todas las mujeres una condición para la liberación, lo mismo que podríamos decir del Estado Plurinacional, que rompe con la concepción del Estado-nación: monoétnico, unitario y homogéneo, el cual históricamente negó la existencia de lo plural y distinto que habitaba y habita milenariamente estas tierras, me refiero a los pueblos indígenas y naciones originarias.

Tanto el Estado colonial como el Estado nación, forjaron una sociedad negadora de lo que es y lo que contiene, Estados ambos que respondían a un modelo de sociedad jerárquica, elitista y racista, pero también, a una manera de ser y cuya medida era (es) el hombre, y no cualquier hombre, sino, el blanco occidental, poseedor de bienes con estatus de poder y mando, es decir, en una palabra, un patriarca! por eso, el Estado Plurinacional, constituye un quiebre histórico profundo de naturaleza epistémica con esa concepción de Estado.

Declararse feminista es un desafío, declararse laica es mucho más, implica atacar la médula central sobre la cual se sostiene el Estado Patriarcal, si el Estado Plurinacional nos invita a reconocer lo pluriverso, el Estado Laico nos invita a pensar más allá del mito fundacional del pensamiento occidental y nos convoca a desmontarlo, es decir, nos obliga a viajar en el tiempo largo, en la memoria histórica colonial para cuestionar los contenidos bíblicos del génesis que condenan a la mujer a vivir y a parir con dolor, y la sitúan como una extensión de la costilla del hombre. Dicha narrativa legitima la violencia en razón del género e inaugura el paradigma de la dominación, no sólo a las mujeres, sino, a la naturaleza.

Por tanto plantear o defender el Estado Laico equivale a decir, desde el feminismo, que las mujeres nos somos costilla de nadie, rechazamos ese relato que nos condena a vivir bajo el ala del patriarca, pero que también, condena a la naturaleza (hoy diríamos Pachamama) a ser sujeto de la dominación patriarcal.

A la luz de estos planteamientos y precisando el marco de estas dos ideas: laicidad y plurinacionalidad, ratifico que el Estado Laico más allá de la separación entre la iglesia y el Estado, es el desplazamiento de un poder constituido del ámbito estatal, en este caso, del poder eclesial, el cual refuerza, reproduce y recicla el sistema patriarcal, afectando la vida de las personas, condenadas a vivir en un marco de prohibiciones, de manera particular, las mujeres, sometiéndonos a un sistema de dominación y subordinación. Por esta razón, la defensa de un Estado Laico implica la superación de la ideología patriarcal y de los privilegios de las iglesias.

Mientras que el Estado colonial reproductor de las dominaciones heredadas desde los tiempos de la colonia española, tiempo aquel de conquistas y sometimientos instituidos bajo el supuesto de una superioridad occidental y anuladora (negadora) de las civilizaciones pre-existentes a la colonia, convirtiéndolas en salvajes y vaciando toda su humanidad para justificar el proyecto colonizador, un sistema que se apropió del trabajo ajeno, realizó un estricto control del cuerpo femenino y despojó la riqueza social del ámbito comunal expoliando bienes, recursos y cuerpos de esas comunidades pre- existentes a su llegada.

Al controlar los cuerpos de las mujeres, el Estado colonial las convirtió en objetos, pretendiendo anular y silenciar el derecho a ser sujetas de su propia historia, sin embargo, aunque hay pocos textos que narran la participación de las mujeres en las luchas de la resistencia colonial, éstos demuestran que siempre hubo mujeres quienes se opusieron a la dominación, y, más allá de esa relación de poder, se opusieron al universalismo de lo occidental, como único modo de vida en sociedad.

Lo que quiero compartir con ustedes, es ese fatal encuentro entre la iglesia y el Estado colonial, fatal para todos, pero de modo particularísimo para las mujeres quienes fueron presas de la crueldad, la persecución y la tortura que en nombre de Dios y la Santa Biblia, se infligió a sus cuerpos y a sus prácticas, una iglesia que tenía igual o más poder que el mismo Estado.

Quiero sostener que ambos sistemas: Estado e iglesia, se retroalimentaban, se necesitaban para mantener atemorizadas a las personas, disciplinarlas, entre lo que consideraban el bien y el mal, manteniéndolas así bajo formas de dominación a titulo de la fe. Si es cuestión de fe quien puede cuestionar…

Por eso es importante preguntarnos, cuál es la importancia de hablar del Estado Laico y el Estado Plurinacional, cuál es lo central que comparten ambos planteamientos?

Ambos rompen con el paradigma de la dominación patriarcal justificada simbólicamente por la iglesia. Iglesia que condena a las mujeres al dominio del hombre y a la naturaleza, al dominio del proyecto de sociedad moderna colonial occidental, mientras que el Estado Plurinacional rompe con la dominación colonial basado en las diferencias, sometiendo al otro distinto, se apropia de su trabajo, de sus riquezas, de sus cuerpos.

Para nosotras las feministas, el Estado Laico y el Estado Plurinacional son importantes porque contribuyen a ampliar el horizonte político en perspectiva de la emancipación de todos los movimientos de resistencia, de lucha y sobre todo, de las mujeres.

Nos toca a nosotras, mujeres, lesbianas, transexuales, gays, indígenas y otros movimientos interesados en las transformaciones liberadoras, empuñar todos nuestros esfuerzos para convertirnos en fuerzas constituyentes de una sociedad con justicia social, de género y ambiental, razón que nos inspira y motiva nuestros sueños y desvelos. La actual coyuntura nacional y global, caracterizada por una profunda crisis multidimensional, particularmente, climática y civilizatoria debe convocarnos a la articulación y las alianzas en torno a la defensa del Estado Laico y Plurinacional como ideas estructuradoras de un nuevo amanecer.

Nuestras acciones deberán encaminarse a potenciar un nuevo poder que destituya el pensamiento hegemónico occidental, que cuestione y desestructure su proyecto modernizador y sus modelos de desarrollo.

Necesitamos de un Estado Laico como la condición que permite la libertad de conciencia para pensar y creer autónomamente, sin presiones, ni tutelas de ninguna clase, necesitamos del Estado Plurinacional para reconocer a todas, todos y todes los sujetes para desmontar este sistema capitalista moderno colonial que impone un pensamiento único y por tanto, una comprensión y organización del mundo homogenizante. Necesitamos de ambos, Estado Laico y Plurinacional para colocar en perspectiva liberadora la desmasculinización del mundo y la emancipación de todes les silenciados, incluidos la madre tierra que nos permite la vida.

Finalmente, el laicismo y el feminismo se potencian mutuamente y la exigencia de igualdad para todas las personas y los pueblos es una aspiración emancipadora que ya no puede tardar más.

 #CasaDeLaMujer

Refugio de emergencia

Este refugio es el único espacio seguro que hay en el municipio de Santa Cruz, depende únicamente de Casa de la Mujer. Allí las mujeres encuentran un poco de paz y tranquilidad para decidir el nuevo rumbo que quieren darle a sus vidas.

El refugio transitorio de la Casa de la Mujer es un espacio de acogida para las mujeres que, por estar en situación de violencia machista y de género, buscan protección fuera de la casa y no tienen dónde ir. Ellas pueden ingresar todos los días y a todas horas. El refugio es para todas las mujeres, niños, niñas, adolescentes, sin diferencia de condición social, económica o cultural, siempre y cuando no presenten problemas mentales ni de drogodependencias.

VER MÁS

Asistencia
legal y psicológica

Atención presencial a las mujeres en situación de violencia, acompañamiento y seguimiento jurídico (patrocinios) frente a los tribunales de justicia. De lunes a viernes, 8:30 - 12:30 y 14:30 - 18:30

Atención psicológica a las mujeres en situación de violencia, como intervención crucial para la recuperación del equilibrio emocional, cognitivo, conductual y el cuidado de su salud mental. 

En cordinacion con la FELCV: Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia y la Defensoria de la Niñez y Adolescencia. 

VER MÁS

derecho sexual

Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos

Partimos del reconocimiento que estos derechos se constituyen en los derechos más humanos de todo el conjunto, se refiere a nuestros cuerpos y nuestras relaciones íntimas basadas en la afectividad, el gozo y el placer. Todas y todos tenemos derecho al acceso y ejercicio de sexualidades libres, responsables y autónomas, donde no se interpongan prejuicios ni estereotipos de ninguna clase.

ico dona

DONACIONES

Casa dela Mujer es una institución sin fines de lucro, sin embargo para su funcionamiento requiere de los aportes y proyectos respaldados por la Cooperación Internacional que promueve los Derechos Humanos como condición necesaria para impulsar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS. También colecta fondos de trabajos y servicios de consultorías que nos permiten mantener de puertas abiertas el Refugio Temporal para víctimas de la violencia machista.

Una fuente más son los aportes voluntarios que usted o su organización pueden donar, para tal efecto contáctese con: administracion@casadelamujer.org.bo.

ico voluntario

VOLUNTARIADO

Casa de la Mujer es una escuela de formación en Derechos Humanos con enfoque de género para estudiantes que buscan realizar sus prácticas académicas y voluntarias/os sensibilizados frente a la violencia machista.

ico redes

REDES SOCIALES

Casa de la Mujer realiza activismo feminista a través de las redes sociales: Facebook, Twitter y su Canal en YouTube para hacer escuchar las voces y las demandas de las mujeres víctimas de la violencia machista. También hace uso de dichas redes para articular y crear vínculos con las mujeres a nivel nacional e internacional, empoderarnos a través de la sororidad con el fin de contribuir a la restitución de los derechos vulnerados y alcanzar la erradicación de la violencia en todas sus manifestaciones.

+(591-3) 352 1803

ic face ic tw ic yt