Identificación de buenas prácticas e incorporación de propuestas

Las mujeres de Santa Cruz, como en cualquier sociedad, tienen prácticas que podrían ser calificadas de buenas o muy buenas, aunque no siempre son las mismas, existe una diversidad de prácticas caracterizadas por procesos participativos que ocurren en el día a día, de una comunidad, barrio, distrito o pueblo indígena, procesos dirigidos a satisfacer una necesidad colectiva.

La mayoría de estas prácticas ocurren en el plano de los gobiernos municipales, donde las mujeres tuvieron la iniciativa de elaborar una estrategia de incidencia política, logrando resultados beneficiosos para toda la comunidad, sin discriminar a nadie. Los procesos de incidencia, llevados a cabo por las liderezas mujeres, tienen además, la particularidad, de ser incluidores, nadie está por demás, todos, todas y todes cuentan, la iniciativa se planifica desde una apuesta estratégica que contiene un enfoque de derechos individuales y colectivos, la perspectiva de género (en algunos casos), aunque se insista en la participación de las mujeres, no siempre se responde a una apuesta estratégica sobre el posicionamiento de las mujeres en el uso del poder o su participación en la toma de decisiones.

En todo caso, lo que se pretende con este estudio es sistematizar las buenas prácticas en tanto, sean replicables y demuestren el desenvolvimiento de una estrategia de las mujeres organizadas, ante su gobierno local, además, que éstas sean replicables en cualquier otro municipio del departamento.

Financiado: Embajada de la República de Alemania.