Buenas Prácticas y propuestas sobre la violencia basada en género desde las mujeres para los PTDIs, en los municipios cruceños

1.- Introducción

En el marco del proyecto: “Articulando resistencias colectivas de defensoras de Derechos Humanos para prevenir y responder a la violencia contra las mujeres en contexto post COVID-19” que se ejecuta en coordinación entre la Coordinadora de la Mujer, IFFI de Cochabamba y Casa de la Mujer, en Santa Cruz, se decide realizar una investigación sobre las prácticas exitosas de negociación de las mujeres y sus organizaciones, quienes participaron en el proceso de formulación del PPTDI, en sus municipios y lograron incorporar sus propuestas de políticas públicas, tanto en el Plan, como en el POA municipal.

El trabajo de investigación tendrá la duración de tres semanas, a partir de la firma del contrato entre la investigadora y Casa de la Mujer, contratante de sus servicios.

2.- Antecedentes

Se reconoce las debilidades en materia de género en los Planes de Desarrollo Territorial y en consecuencia, en los Programas Operativos Anuales, donde constan los presupuestos destinados a las políticas públicas, programas, proyectos y actividades dirigidos a lograr el desarrollo local en respuestas a las necesidades y demandas de la población, si esto fuera como se dice, las desigualdades locales hayan sido superadas desde que se aprobó el Sistema de Planificación Integral del Estado (2016), sin embargo, las desigualdades persisten, lo mismo que las necesidades de la población.

El proyecto arriba mencionado, se lo formula con la idea de fortalecer los sistemas de protección y resiliencia de las organizaciones sociales de la sociedad, y en particular, de las mujeres y los jóvenes, para la protección de las defensoras de derechos humanos, para ello, se compromete en fortalecer las capacidades de las mujeres de base, en la teoría y práctica de la incidencia y el cabildeo para garantizar el acceso a los servicios múltiples y esenciales para la vida en comunidad.

La vida en los municipios se rige por un marco normativo flexible a la participación ciudadana, por ejemplo los Planes Territoriales de Desarrollo Integral para Vivir Bien, articulados al Plan de Desarrollo, Económico y Social. La Consultoría identificará las “Buenas Prácticas” de cabildeo e incidencia para ingresar en los PTDI, las propuestas de política pública, elaboradas por la ciudadanía, sobre todo, en contextos adversos creados por la pandemia del COVID-19.

En escenarios de crisis y con medidas sanitarias restrictivas, las cuales inhibían el tránsito de las personas y los motorizados, las mujeres irrumpieron con “las ollas comunes” como una práctica social, la cual respondió a la necesidad de alimento de la gente que vive con menos de un dólar al día y cuyas economías son tan elementales que quedarse en la casa, constituía un atropello a su derecho a la seguridad alimentaria.

En algunos municipios, las mujeres dicen haber logrado presupuesto municipal para las ollas comunes, esto es una “buena práctica” social y una demostración de resiliencia ante la adversidad. Ésta y otras prácticas deben ser identificadas en el estudio, para su difusión.

Solo con el aporte de la gente y especialmente, de las mujeres daremos sentido y significación al desarrollo integral para Vivir Bien.

3.- Objetivo de la consultoría

Elaborar un estudio que recoja las “Buenas Prácticas” de las mujeres y sus organizaciones en temas de incidencia y negociación, las cuales se convirtieron en políticas públicas con presupuestos garantizados en los POA´s, de sus municipios, distritos y comunidades indígenas, o asumieron como medidas de auto-cuidado, en la cultura cotidiana de las comunidades y familias.

4.- Objetivos específicos

4.1.- Realizar un diagnóstico que recoja las experiencias de “buenas prácticas” de las mujeres y organizaciones de la sociedad civil, en procesos de incidencia con resultados reales, medibles y replicables en otros lugares o municipios.

4.2.- Redactar un informe completo sobre la investigación y la capacidad de respuestas de las mujeres y organizaciones de la sociedad civil, en tiempos difíciles, es decir, descubrir la capacidad de las personas para adaptarse en tiempos de crisis, que hay en Santa Cruz, como en cualquier otro lugar de Bolivia.

4.3.- Realizar una propuesta vinculada a la prevención, atención, derivación de casos de VBG, dirigida a garantizar el trabajo de las defensoras de derechos humanos, en contexto Covid-19.

5.- Actividades

• Planificar y ejecutar tres (3) talleres de recojo de información en los municipios: La Guardia, Porongo y Distrito 6, de Santa Cruz de la Sierra.

• Realizar una revisión de estudios anteriores, si es que los hubiera, sobre las “Buenas Prácticas”

• Sistematizar la información secundaria y primaria.

• Redactar un primer documento borrador para colocarlo a consideración de las participantes en el diagnóstico.

• Incorporar los nuevos aportes y realizar los ajustes necesarios.

• Redactar el informe final (producto) para ser entregado a Casa de la Mujer.

• Redactar una propuesta vinculada a la prevención, atención, derivación de casos de VBG, dirigida a garantiza el trabajo de las defensoras de DDHH, en contexto Covid.

6.- Metodología

Se pretende que la consultora tenga experiencia en metodologías participativas, donde las personas involucradas sean protagonistas de la investigación y sus propias vidas y testimonios sirvan de insumos para el trabajo.

7.- Duración y lugar

El trabajo se ejecutará desde el 17 al 30 de noviembre del año en curso, computables a partir de la firma del contrato. Los lugares de estudio serán: Porongo, San Javier, y el Distrito 6, de Santa Cruz de la Sierra.

8.- Coordinación y responsabilidad

La consultora coordinará con Miriam Suárez y la directora de Casa de la Mujer, Ana Paola García Villagómez

9.- Obligación de Confidencialidad

La/el profesional se compromete a llevar a cabo las tareas asignadas, de acuerdo con los más altos estándares de competencia, ética, e integridad, teniendo la debida consideración a la naturaleza y propósito de los servicios asignados. Toda información a la que la/el profesional tuviere acceso, con ocasión de la ejecución del contrato, sea como insumo del mismo o la contenida en los productos a entregar, deberá mantenerse bajo la más estricta confidencialidad, obligándose la consultoría a no divulgarla directamente o por terceras personas.

10.- Requisitos para el/la consultor/a

Los y las postulantes deben de cumplir con los requisitos mínimos:

• Nacionalidad:

• Nacionalidad Boliviana o extranjera con permiso para trabajar en Bolivia.

• Formación Académica

• Egresado o Licenciado en psicología, derecho, trabajo social o ramas afines.

• Formación en las normativas nacionales e internacionales de prevención y atención de la violencia de género.

• Experiencia en procesos de investigación participativa.

• Sensibilidad con la temática.

11.- Documentos que debe de presentar el/la proponente

Para su postulación, el/la proponente deberá presentar la siguiente documentación:

Sobre A:

• Carta de Presentación y motivación

• Propuesta del Plan de Trabajo

• Cronograma de implementación

Sobre B:

• Propuesta económica que deberá incluir todos los gastos de levantamiento de información primaria y secundaria, gastos logísticos de transporte y/o viáticos que vaya a realizar el/la consultor/a.

Se informa a las y los interesados/as tomar nota de que no se devolverá la documentación presentada y que únicamente responderemos a las/los postulantes seleccionados/as.

Toda la documentación requerida deberá ser entregada en las oficinas de Casa de la Mujer, ubicada en la Avenida Hernando Sanabria, ex avenida Centenario, 3er anillo interno, Zona Cuatro de Noviembre o a los correos: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla. desde el día viernes 12 al 16 de noviembre del año en curso, máximo hasta las 13:00 pm.